El masaje terapéutico y sus beneficios.El corazón de Jesús. dice que cuando le haces daño. a cualquier hijo suyo.Padres. Hijos. Hermanos etc...No serás feliz en la tierra. dice el señor Jesús...Yo no

Mes de Junio, Sagrado corazón de Jesús

 Mes de Junio, Sagrado corazón de Jesús

 
 

 

http://arcoiris.blogdiario.net/img/angelbarra.gif 

http://arcoiris.blogdiario.net/img/graciasportuamorsenorjesus.gifhttp://arcoiris.blogdiario.net/img/cristo.jpg http://arcoiris.blogdiario.net/img/angelconjesus.gif 

Puede que te sea imposible resolver un problema hoy mismo.

Cuando sea sí, acéptalo y olvídalo, mañana será otro día...

Bendiciones

Acostúmbrate a buscar lo mejor de las personas y de las situaciones.

Comprobarás que un enfoque sencillo conduce al optimismo y a la

seguridad, que a su vez conducen a la calma, dice el señor.

Bendiciones.

Cada noche, antes de acostarte, arrincona las preocupaciones.

Susúrraselas a un papel escrito o anótalas en un diario, guárdalas

y olvídate de ellas y duerme tranquila/o.

Lo más probable es que por la mañana se hayan reducido mucho,

si es que no se han solucionado ya, tranquila/o respira profundamente

y pídele al corazón de Jesús que te ayude a que se resuelvan lo antes

posible y no te preocupes no vale la pena, machacarse porque no nos

llevamos nada al otro lado del mundo, venimos sin nada

y nos vamos sin nada, lo que si nos llevaremos todos los viajes que hagamos

y el bien que hagámos a los demás, porque nos lo estamos haciendo a

nosotros también.

http://arcoiris.blogdiario.net/img/cristo.jpg

Todos somos una familia dice el señor,

y el planeta es nuestro hogar

en la tierra,y nuestro físico se queda en la tierra,

 pero nuestra alma va al cielo y si le haces daño a cualquier

hijo de Dios no serás feliz en la tierra.

 

 

http://arcoiris.blogdiario.net/img/angelesbellos.gifhttp://arcoiris.blogdiario.net/img/cristo.jpghttp://arcoiris.blogdiario.net/img/bienvenidosalblog.gif

Confía en el corazón de Jesús

gatos018.gif

Los animales también son hijos de Dios,

si los cuidas Dios te cuidará tambien

y si hablas mal de algún hijo de Dios o 

 a tu propio hijo de sangre o

a tu hermano de sangre o robas,engañas,

o no cuidas de tus padres

que son mayores, en algún animal etc...  

se enfadará y no serás feliz en la tierra

dice el señor jesús.

 http://arcoiris.blogdiario.net/img/Diostebendigasiempre.gif

Apóyate en los que te quieren, dice el señor jesús

Cuando estés en una mala racha, vuelve la vista a

tu alrededor y recurre a todos esos seres queridos

que te están esperando con los brazos abiertos,

te perdonarán y te esperarán para estrecharte

un gran abrazo y perdonarte,

porque todos nos equivocamos y la persona que diga lo contrario te está mintiendo, todos nos equivocamos.

Por pequeñño que sea tu círculo, seguro que siempre

encuentras a alguien que te abraza y te presta su apoyo

porque todos somo hijos de Dios y somo hermanos, en la tierra, aunque no seamos hermanos de sangre, en los

buenos momentos y en los malos momentos siempre hay

alguien para ayudarte.

¿Acaso tu no harías lo mismo por ellos?

Recuerda que Dios te Ama, y el demonio no por eso el demonio por medio del hombre inventó el tabaco, Dios solo que es el corazón de Jesús desea lo mejor para todos nosotros.

Dios se encargará de todos tus problemas, en beneficio

de la Santa Unidad que formamos y rucuerda también

que muchas veces no se resuelve como tú quieres o

como tu deseas, pero si hablas mal de algún hijo suyo,

recuerda que el se enfada y no serás feliz en la tierra.

Díle Padre Amado, soy tu Hija/o (tu nombre y apellidos),

te lo entrego a tí Padre, para que tú lo soluciones o me guíes.

Gracias Padre Amado, hágase tu voluntad y jamás la mía..

No dudes núnca del poder de Dios, pues los problemas

no son nada para él. Tú Ama al corazón de Jesús y confía.

Sigue las instrucciones de tu querido doctor, bendice a

tu curación y la de todos tus hermanos en la tierra, y

bendice a tu médico y a tu medicación, Bendice a la vez

a Dios para que se acerque a ti.

No intentes ir de héroe espiritual, sino el se enfadará contigo.

El Amor de Dios está en todo, en el mar, porque si no

llueve no nos podemos duchar, beber agua etc.

El corazón de Jesús nos quiere mucho y a todos por igual,

El amor de Dios está en todo, Bendícelo a el, y ya de paso

aprovecha y bendíceme a mí, y yo a mi vez, te bendigo

a ti, hermana/o del alma y te digo que:

"Tranquila/o Dios ya está en marcha, confía en el"

y rézale todos los días, porque el primero fué nuestro hermano en la tierra, y después de crucificarse es

ahora nuestro corazón de Jesús, porque nos quiere mucho,

pero el demonio, nos quiere matar a todos, por medio

del tabaco, porque el demonio inventó el tabaco por medio

del hombre, porque el se mete en cualquier cuerpo que

no tenga una cruz, o una medallita de la virgen maría o

un anillo de la cruz de caravaca o la persona que reza poco

y no tiene una protección, el demonio es malo y feo y

no quiere a ningún hijo de Dios...

Amén.

Bendigo a todos mis hermanos de la tierra.

jflolin2.gif (6233 bytes)

 

http://arcoiris.blogdiario.net/img/fotomia.gif 

http://cosasinteresantes.blogdiario.com/img/angelchico.gifhttp://cosasinteresantes.blogdiario.com/img/nombre.gif http://cosasinteresantes.blogdiario.com/img/angelchico.gif

Si quieres escribirme en mi foro, dime que tu opinión

sobre las páginas...gracias....pincha abajo

http://boards.melodysoft.com/masajistaterapeutica/ 

Mi otra web es...

http://es.youtube.com/mvmr15

      

 

         http://arcoiris.blogdiario.net/img/corazonjesus.gif  http://cosasinteresantes.blogdiario.com/img/cristo.jpg http://cosasinteresantes.blogdiario.com/img/velagrande.gif 

 

 

   

 

Mes de Junio, Sagrado corazón de Jesús

 

La devoción al Corazón de Jesús ha existido desde los primeros tiempos de la Iglesia, desde que se meditaba en el costado y el Corazón abierto de Jesús, de donde salió sangre y agua. De ese Corazón nació la Iglesia y por ese Corazón se abrieron las puertas del Cielo.

La devoción al Sagrado Corazón está por encima de otras devociones porque veneramos al mismo Corazón de Dios. Pero fue el propio Jesús que, en el siglo XVII en Paray-le-Monial, Francia, solicitó, a través de una humilde religiosa, que se estableciera definitiva y específicamente la devoción a su Sacratísimo Corazón.

En efecto, el 16 de junio de 1675, Jesús se le apareció a Santa Margarita María de Alacoque. Su Corazón estaba rodeado de llamas de amor, coronado de espinas, con una herida abierta de la cual brotaba sangre y, del interior de su corazón, salía una cruz. Santa Margarita escuchó a Nuestro Señor decir: "He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres, y en cambio, de la mayor parte de los hombres no recibe nada más que ingratitud, irreverencia y desprecio, en este sacramento de amor."
Con estas palabras Nuestro Señor mismo nos dice en qué consiste la devoción a su Sagrado Corazón. La devoción en sí está dirigida a la persona de Nuestro Señor Jesucristo y a su amor no correspondido, representado por su Corazón. Dos, pues son los actos esenciales de esta devoción: amor y reparación. Amor, por lo mucho que Él nos ama. Reparación y desagravio, por las muchas injurias que recibe sobre todo en la Sagrada Eucaristía.

La devoción al Corazón de Jesús, no solo se ajusta enteramente a los requisitos mencionados en el documento del Concilio Vaticano II concerniente a la liturgia, sino que, además, se encuentra enraizada en la entraña del mismo Evangelio, de donde proceden todos aquellos ideales, actitudes, conductas y prácticas fundamentales, definitorias del auténtico cristianismo y peculiares del culto cristiano.

En este sentido, la devoción al Corazón de Jesús está totalmente de acuerdo con la esencia del Cristianismo, que es religión de amor. Ya que tiene por fin el aumento de nuestro amor a Dios y a los hombres. No apareció de repente en la Iglesia, ni se puede afirmar que deba su origen a revelaciones privadas. Pues es evidente que las revelaciones de Santa Margarita María de Alacoque no añadieron nada nuevo a la Doctrina Católica.
La importancia de estas revelaciones está únicamente en que sirvieron para que, de una forma extraordinaria, Cristo nos llamase la atención para que nos fijásemos en los misterios de su amor. "En su corazón debemos poner todas las esperanzas". Ya que "la Eucaristía, el Sacerdocio y María son dones del Corazón de Jesús" (Pío
a Haurietis Aquas).

 

Vía Crucis
 


1ª Estación: Jesús sentenciado a muerte....

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Sentenciado y no por un tribunal, sino por todos. Condenado por los mismos que le habían aclamado poco antes. Y El calla...

Nosotros huimos de ser reprochados.

Y saltamos inmediatamente...

Dame, Señor, imitarte, uniéndome a Ti por el Silencio cuando alguien me haga sufrir. Yo lo merezco. ¡Ayúdame! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

2ª Estación: Jesús cargado con la cruz....

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Que yo comprenda, Señor, el valor de la cruz, de mis pequeñas cruces de cada día, de mis achaques, de mis dolencias, de mi soledad.

Dame convertir en ofrenda amorosa, en reparación por mi vida y en apostolado por mis hermanos,

mi cruz de cada día. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

3ª Estación: Jesús cae, por primera vez, bajo el paso de la cruz...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Tú caes, Señor, para redimirme. Para ayudarme a levantarme en mis caídas diarias, cuando después de haberme propuesto ser fiel, vuelvo a reincidir en mis defectos cotidianos.

¡Ayúdame a levantarme siempre y a seguir mi camino hacia Ti! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

4ª Estación: Encuentro con la Virgen ...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo.

Haz Señor, que me encuentre al lado de tu Madre en todos los momentos de mi vida.

Con ella, apoyándome en su cariño maternal, tengo la seguridad de llegar a Ti en el último día de mi existencia. ¡Ayúdame Madre! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

5ª Estación: el Cirineo ayuda al Señor a llevar la Cruz ..

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Cada uno de nosotros tenemos nuestra vocación, hemos venido al mundo

para algo concreto, para realizarnos de una manera particular.

¿Cuál es la mía y cómo la llevo a cabo?

Pero hay algo, Señor, que es misión mía y de todos:

la de ser Cirineo de los demás, la de ayudar a todos. ¿Cómo llevo adelante la realización de mi misión de Cirineo? Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

6ª Estación: la Verónica enjuga el rostro de Jesús...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Es la mujer valiente, decidida, que se acerca a Ti cuando todos te abandonan. Yo, Señor, te abandono cuando me dejo llevar por el "qué dirán", del respeto humano, cuando no me atrevo a defender al prójimo ausente, cuando no me atrevo a replicar una broma que ridiculiza a los que tratan de acercarse a Ti.

Y en tantas otras ocasiones. Ayúdame a no dejarme llevar por el respeto humano, por el "qué dirán".

Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

7ª Estación: Segunda caída en el camino de la Cruz ...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Caes, Señor,

por segunda vez.

El Vía Crucis nos señala tres caídas en tu caminar hacia el Calvario.

Tal vez fueran más.

Caes delante de todos... ¿Cuándo aprenderé yo a no temer el quedar mal ante los demás, por un error, por una equivocación?.

¿Cuándo aprenderé que también eso se puede convertir en ofrenda?

Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

8ª Estación: Jesús consuela a las hijas de Jerusalén...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Muchas veces, tendría yo que analizar la causa de mis lágrimas. Al menos, de mis pesares, de mis preocupaciones. Tal vez hay en ellos un fondo de orgullo, de amor propio mal entendido, de egoísmo, de envidia.

Debería llorar por mi falta de correspondencia a tus innumerables beneficios de cada día, que me manifiestan, Señor, cuánto me quieres. Dame profunda gratitud y correspondencia a tu misericordia. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

9ª Estación: Jesús cae por tercera vez

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Tercera caída.

Más cerca de la Cruz. Más agotado, más falto

de fuerzas. Caes desfallecido, Señor.

Yo digo que me pesan los años, que no soy el de antes, que me siento incapaz. Dame, Señor, imitarte en esta tercera caída y haz que mi desfallecimiento sea beneficioso para otros, porque te lo doy a Ti para ellos. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

10ª Estación: Jesús despojado de sus vestiduras

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Arrancan tus vestiduras, adheridas a Ti por la sangre de tus heridas.

A infinita distancia de tu dolor, yo he sentido, a veces, cómo algo se arrancaba dolorosamente de mí por la pérdida de mis seres queridos.

Que yo sepa ofrecerte el recuerdo de las separaciones que me desgarraron, uniéndome a tu pasión y esforzándome en consolar a los que sufren, huyendo de mi propio egoísmo. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

11ª Estación: Jesús es clavado en la Cruz...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Señor, que yo disminuya mis limitaciones con mi esfuerzo y así pueda ayudar a mis hermanos. Y que cuando mi esfuerzo no consiga disminuirlas, me esfuerce en ofrecértelas también por ellos. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

12ª Estación: Jesús muere en la Cruz...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Te adoro, mi Señor, muerto en la Cruz por Salvarme. Te adoro y beso tus llagas, las heridas de los clavos, la lanzada del costado... ¡Gracias, Señor, gracias! Has muerto por salvarme, por salvarnos.

Dame responder a tu amor con amor, cumplir tu Voluntad, trabajar por mi salvación, ayudado de tu gracia. Y dame trabajar con ahínco por la salvación de mis hermanos. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

13ª Estación: Jesús en brazos de su madre ...

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Déjame estar a tu lado, Madre, especialmente en estos momentos de tu dolor incomparable. Déjame estar a tu lado. Más te pido: que hoy y siempre me tengas cerca de Ti y te compadezcas de mí. ¡Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

14ª Estación: el cadáver de Jesús puesto

en el Sepulcro

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo. Todo ha terminado.

Pero no: después de la muerte, la Resurrección.

Enséñame a ver lo que pasa, lo transitorio y pasajero,

a la luz de lo que no pasa.

Y que esa luz ilumine todos mis actos.

Así sea. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.
Padre Nuestro, Ave María y Gloria...
 

Oración Final ....debemos hacerla todos los días,

se sentirán más tranquilos...

Te suplico, Señor, que me concedas,
por intercesión de tu Madre la Virgen,
que cada vez que medite tu Pasión,
quede grabado en mí
con marca de actualidad constante,
lo que Tú has hecho por mí
y tus constantes beneficios.
Haz, Señor, que me acompañe,
durante toda mi vida,
un agradecimiento inmenso a tu Bondad. Amén

 

                                         myspace

Dedica una estrellita a esa personita

especial

solo dale click al cielo estrellado

starsback13bv.gif

 

Soy la Virgen de los Pobres...
...Crean en Mi, Yo Creeré en Ustedes"

Aprobada por la Santa Sede el 22 de agosto de 1949

 

Pídele que te ayude...ella lo hará..pero sin hacer

el mal, porque a la virgen no le gusta

 

MENSAJE DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II
CON OCASIÓN DEL QUINCUAGÉSIMO ANIVERSARIO
DE LAS APARICIONES DE NUESTRA SEÑORA DE LOS POBRES
EN BANNEUX (BÉLGICA)

A monseñor ALBERT HOUSSIAU
Obispo de Lieja

1. Hace cincuenta años, el 22 de agosto de 1949, monseñor Louis-Joseph Kerkhofs, su predecesor en la sede de Lieja, reconocía definitivamente la realidad de las apariciones de la Virgen de los Pobres en Banneux. Al recordar con emoción la eucaristía que yo mismo tuve la alegría de celebrar durante mi viaje apostólico a Bélgica, en el mes de mayo de 1985, en ese santuario cuya irradiación espiritual es tan importante, me uno de buen grado mediante la oración a los peregrinos que van a buscar el consuelo y la fuerza a los pies de Nuestra Señora de Banneux, invocada con el título de Nuestra Señora de los Pobres, salud de los enfermos. Con toda la Iglesia, doy gracias al Señor por la misión insigne que cumplió la Madre del Salvador y por el ejemplo de fe que representa para el conjunto del pueblo cristiano, llamado como ella a seguir a Cristo repitiendo cada día su «sí», su fiat. 2. Algunos años antes de la segunda guerra mundial, en 1933, María aparecía en Banneux como mensajera de la paz. Exhortaba en cierto modo a los protagonistas de la sociedad a convertirse en artífices de paz y en educadores de los pueblos, invitando a todo hombre a asistir a sus hermanos, a los más humildes, a los más despreciados y a los que sufren, porque son los predilectos de Dios. También hoy tenemos que rezar para que «María, mediadora de gracia, siempre atenta y solícita para con todos sus hijos, alcance para la humanidad entera el don precioso de la concordia y de la paz» (Mensaje con ocasión del 50° aniversario del final en Europa de la segunda guerra mundial, 8 de mayo de 1995, n. 16: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 19 de mayo de 1995, p. 7). 3. Al contemplar a la Virgen María, los fieles descubren las maravillas que Dios hizo por su humilde esclava, y ven en ella, Madre de la Iglesia y Reina del Cielo, la prefiguración de lo que la humanidad está llamada a ser, mediante la gracia de la salvación que hemos recibido por la muerte y resurrección del Salvador. Los fieles que siguen el ejemplo de María emprenden un camino seguro de oración y vida cristiana; con ella, descubren las misericordias del Padre, que vela por todos los hombres, especialmente por los pobres, los humildes y los que sufren. Por eso, podemos entonar incansablemente con María su cántico de acción de gracias: «Porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones» (Lc 1, 48). 4. Todo itinerario de peregrinación es un tiempo fuerte en la vida espiritual del cristiano, que descubre así la fuerza de la oración, que unifica el ser y es la fuente del testimonio que cada uno está llamado a dar, y de su misión. Con María, llegamos a ser hijos humildes en las manos del Señor, pidiendo perdón por nuestras faltas, y reencontrando de este modo la alegría de los hijos de Dios, que saben que son amados infinitamente y que, por tanto, tienen un deseo profundo de convertirse. Quienesquiera que seáis, como decía san Bernardo, «cuando os asalten los vientos de la tentación, cuando veáis aparecer los escollos de la desgracia, mirad la estrella, invocad a María». «Si, turbados por el peso de vuestro pecado y avergonzados por las manchas de vuestra conciencia, comenzáis a sentiros devorados por la tristeza y la tentación de la desesperación, pensad en María. En el peligro, la angustia y la duda, pensad en María, invocad a María. Que su nombre no desaparezca jamás de vuestros labios ni de vuestro corazón. Y, para obtener su intercesión, no dejéis de imitar su ejemplo». Estad seguros de que «siguiéndola, no os perderéis, y que invocándola, no conoceréis la desesperación» (Segunda homilía sobre las palabras del Evangelio: «El ángel Gabriel fue enviado»). Al volver después a su vida diaria, los fieles reciben la gracia de una confianza renovada. Están más atentos a la palabra de Dios y a la responsabilidad que les confía su bautismo. También reconocen mejor los signos de Dios en su camino. 5. Las apariciones de Banneux invitan a los cristianos a interrogarse sobre el misterio del sufrimiento, que encuentra su sentido en el misterio de la cruz del Señor. Ante el sufrimiento, que no puede explicarse humanamente, el creyente se dirige espontáneamente a Dios, el único que puede ayudarle a soportarlo y vivirlo, y que alimenta la esperanza de la salvación y de la felicidad eterna. De manera muy especial, con ternura y amor, Dios está presente en toda persona aquejada por la enfermedad, puesto que se deja conmover por lo que vive su pueblo, al que ama, y quiere darle alivio y consuelo. «Dijo el Señor: Bien vista tengo la aflicción de mi pueblo, (...) y he escuchado su clamor; (...) pues ya conozco sus sufrimientos. He bajado para librarle (...) y para subirle de esta tierra a una tierra buena y espaciosa» (Ex 3, 7-8). Como afirmaba en la encíclica Salvifici doloris, toda persona que ofrece su sufrimiento, contribuye misteriosamente a elevar el mundo a Dios, y se une de manera especial a la obra de nuestra redención (cf. n. 19). Por tanto, se une particularmente a Cristo Salvador.

Fuente: vatican.va

Aparicion de La Virgen de Fatima
a los pastorcitos: Jacinta, Francisco y Lucia.

JUAN PABLO II  AUDIENCIA  

Miércoles 17 de mayo 2000  
 

Amadísimos hermanos y hermanas: 


1. Deseo reflexionar hoy con vosotros sobre la peregrinación a Fátima, que el Señor me permitió realizar el viernes y el sábado de la semana pasada. Siguen vivas en mí las emociones que experimenté. Tengo ante mis ojos la inmensa muchedumbre que se reunió en la explanada frente al santuario, el viernes por la tarde, a mi llegada, y especialmente el sábado por la mañana para la beatificación de los pastorcitos Francisco y Jacinta. Una multitud llena de alegría y, al mismo tiempo, capaz de crear momentos de absoluto silencio y de intenso recogimiento. Mi corazón rebosa de gratitud:  por tercera vez, en la fiesta del 13 de mayo, fecha de la primera aparición de la Virgen en Cova de Iría, la Providencia me ha concedido ir en peregrinación a los pies de la Virgen, donde ella se manifestó a los tres pastorcitos, Lucía, Francisco y Jacinta, de mayo a octubre de 1917. Lucía vive aún, y una vez más he tenido la alegría de encontrarme con ella. Expreso mi sincera gratitud al obispo de Fátima y a todo el Episcopado de Portugal por la preparación de esta visita y por la cordial acogida. Asimismo, renuevo mi saludo y mi agradecimiento al señor presidente, al primer ministro y a las demás autoridades portuguesas por las atenciones que me dispensaron, así como por el empeño que pusieron para el éxito de esta peregrinación apostólica. 2. Como sucedió en Lourdes, también en Fátima la Virgen eligió a unos niños, Francisco, Jacinta y Lucía, como destinatarios de su mensaje. Ellos lo acogieron tan fielmente que no sólo merecieron ser reconocidos como testigos creíbles de las apariciones, sino también se convirtieron ellos mismos en ejemplo de vida evangélica. Lucía, la prima, algo mayor, y que vive aún, ha dado retratos significativos de los dos nuevos beatos. Francisco era un niño bueno, reflexivo, de espíritu contemplativo. Jacinta era viva, bastante susceptible, pero muy dulce y amable. Sus padres los habían educado en la oración, y el Señor mismo los atrajo más íntimamente hacia sí mediante la aparición de un ángel que, con un cáliz y una Hostia en las manos, les enseñó a unirse al sacrificio eucarístico para reparación de los pecados. Esta experiencia los preparó para los sucesivos encuentros con la Virgen, la cual los invitó a orar asiduamente y a ofrecer sacrificios por la conversión de los pecadores. Con los dos pastorcitos de Fátima la Iglesia ha proclamado beatos a dos niños, porque, a pesar de que no fueron mártires, dieron muestras de vivir las virtudes cristianas en grado heroico, no  obstante  su tierna edad. Heroísmo de niños, pero verdadero heroísmo.
Su santidad no depende de las apariciones, sino de la fidelidad y del esmero con que correspondieron al don singular que recibieron del Señor y de María santísima. Después del encuentro con el ángel y con la hermosa Señora, rezaban el rosario varias veces al día, ofrecían frecuentes penitencias por el fin de la guerra y por las almas más necesitadas de la misericordia divina, y sentían el intenso deseo de "consolar" al Corazón de Jesús y al de María. Además, los pastorcitos tuvieron que sufrir las fuertes presiones de los que los impulsaban, con la fuerza y con terribles amenazas, a negarlo todo y a revelar los secretos recibidos. Pero ellos se animaban mutuamente, confiando en el Señor y en la ayuda de "aquella Señora", de la que Francisco decía:  "Es nuestra amiga". Por su fidelidad a Dios, constituyen un luminoso ejemplo, para niños y adultos, de cómo conformarse de modo sencillo y generoso a la acción transformadora de la gracia divina.

Fuente: vatican.va

Videntes de Fátima
(El tercer vidente es Lucia, en la actualidad religiosa carmelita en el monasterio de Coimbra)

PONTIFICIUM OPUS A SANCTA INFANTIA
Figuras Misioneras  HABRA SANTOS ENTRE LOS NIÑOS

S.S. Juan Pablo II beatificó en Mayo 2000, en Fátima a 2 niños, Jacinta y Francisco, depositarios del Mensaje de la Virgen. Algunos meses después canonizaba a 120 mártires en China, entre los cuales una niña de 14 años. “No debéis creer que la menor edad sea un obstáculo al camino hacia la perfección incluso consumada, es decir la santidad”, habia dicho el Papa Pío XII, y años antes su predecesor San Pío X, había exclamado: “Habrá santos entre los niños”. Quién mejor que el Santo Padre para contarnos este camino de unión con Dios:

“Pero no conviene olvidar jamás que la fidelidad del evangelizador a su Señor está en la base de la actividad misionera. Cuanto más santa sea su vida, tanto más eficaz será su misión. La llamada a la misión es una llamada incesante a la santidad.”

 

(S.S. Juan Pablo II con ocasión del X aniversario de la Encíclica Redemptoris Missio , 20 de enero de 2001).

 palomavueladefrente.gifpalomavueladefrente.gif


“’Yo te bendigo, Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes, y se las has revelado a los pequeños’.

 

Yo te bendigo, Padre, por todos tus pequeños, comenzando por la Virgen María, tu humilde sierva, hasta los pastorcitos Francisco y Jacinta.

Que el mensaje de su vida permanezca siempre vivo para iluminar el camino de la humanidad”
(S.S. Juan Pablo II)

 palomavueladefrente.gifpalomavueladefrente.gif

           "Como sucedió en Lourdes, también en Fátima la Virgen eligió a unos niños, Francisco, Jacinta y Lucía, como destinatarios de su mensaje. Ellos lo acogieron tan fielmente que no sólo merecieron ser reconocidos como testigos creíbles de las apariciones, sino también se convirtieron ellos mismos en ejemplo de vida evangélica. Lucía, la prima, algo mayor, y que vive aún, ha dado retratos significativos de los dos nuevos beatos. Francisco era un niño bueno, reflexivo, de espíritu contemplativo. Jacinta era viva, bastante susceptible, pero muy dulce y amable. Sus padres los habían educado en la oración, y el Señor mismo los atrajo más íntimamente hacia sí mediante la aparición de un ángel que, con un cáliz y una Hostia en las manos, les enseñó a unirse al sacrificio eucarístico para reparación de los pecados.Esta experiencia los preparó para los sucesivos encuentros con la Virgen, la cual los invitó a orar asiduamente y a ofrecer sacrificios por la conversión de los pecadores. Con los dos pastorcitos de Fátima la Iglesia ha proclamado beatos a dos niños, porque, a pesar de que no fueron mártires, dieron muestras de vivir en grado heroico, no obstante su tierna edad. Heroísmo de niños, pero verdadero heroísmo.Su santidad no depende de las apariciones, sino de la fidelidad y del esmero con que correspondieron al don singular que recibieron del Señor y de María santísima. Después del encuentro con el ángel y con la hermosa Señora, rezaban el rosario varias veces al día, ofrecían frecuentes penitencias por el fin de la guerra y por las almas más necesitadas de la misericordia divina, y sentían el intenso deseo de "consolar" al Corazón de Jesús y al de María. Además, los pastorcitos tuvieron que sufrir las fuertes presiones de los que los impulsaban, con la fuerza y con terribles amenazas, a negarlo todo y a revelar los secretos recibidos. Pero ellos se animaban mutuamente, confiando en el Señor y en la ayuda de "aquella Señora", de la que Francisco decía: "Es nuestra amiga". Por su fidelidad a Dios, constituyen un luminoso ejemplo, para niños y adultos, de cómo conformarse de modo sencillo y generoso a la acción transformadora de la gracia divina."  
(S.S. Juan Pablo II, Audiencia General del miércoles 17 de mayo de 2000).
   Queridos niños y niñas, veo que muchos de vosotros estáis vestidos como Francisco y Jacinta. ¡Estáis muy bien! Pero luego, o mañana, dejaréis esos vestidos y… los pastorcitos desparecerán. ¿No os parece que no deberían desaparecer? La Virgen tiene mucha necesidad de todos vosotros para consolar a Jesús, triste por los pecados que se cometen; tiene necesidad de vuestras oraciones y sacrificios por los pecadores. Pedid a vuestros padres y educadores que os inscriban a la "escuela" de Nuestra Señora, para que os enseñe a ser como los pastorcitos, que procuraban hacer todo lo que ella les pedía. Os digo que "se avanza más en poco tiempo de sumisión y dependencia de María, que en años enteros de iniciativas personales, apoyándose sólo en sí mismos" (san Luis María Grignion de Montfort). Fue así como los pastorcitos rápidamente alcanzaron la santidad. Una mujer que acogió a Jacinta en Lisboa, al oír algunos consejos muy buenos y acertados que daba la pequeña, le preguntó quién se los había enseñado: "Fue Nuestra Señora" le respondió. Jacinta y Francisco, entregándose con total generosidad a la dirección de tan buena Maestra, alcanzaron en poco tiempo las cumbres de la perfección" 
(S.S. Juan Pablo II, Beatificación de Francisco y Jacinta Marto, Fátima, 13 /05/ 2000)

 

A SAN MIGUEL ARCÁNGEL
PARA PEDIR LA PROTECCIÓN DEL CIELO
 

http://arcoiris.blogdiario.net/img/corazonjesus.gif  
Oh gloriosísimo San Miguel Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de los rebeldes espíritus infernales. Humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a ti recurrimos con confianza; que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor; que tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte, para que, defendidos por tu poder del infernal dragón y de todas sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por tí, libres de toda culpa, ante la Divina Majestad.

Amén.

 

http://arcoiris.blogdiario.net/img/fotomia.gif

http://arcoiris.blogdiario.net/img/nombre.gif 

jflolin2.gif (6233 bytes)

Si quieres escribirme en mi foro, dime que tu opinión

sobre las páginas gracias....

http://boards.melodysoft.com/masajistaterapeutica/

http://arcoiris.blogdiario.net/img/velahizoangel.gifhttp://arcoiris.blogdiario.net/img/fotorealangelenmivela.gif 

Foto real que salió un angel

en mi vela...ufffffff 

http://arcoiris.blogdiario.net/img/fotorealseveangel.gif 

Esta foto es real, si te fijas se ve una cara

en el centro es un angel protegiendo...ufffff

/mostraramor/mostrar-amor6.gifhttp://arcoiris.blogdiario.net/img/felizfinsemana.gif

 

 



http://cosasinteresantes.blogdiario.com/img/angelkis.gif 

 

         
 
                   

         

http://cosasinteresantes.blogdiario.com/img/angelblanco.gif 

Si te gustan las imágenes, las encontrarás en...

 

 http://www.publispain.com/gifs_animados/hadas/

 

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: